Esfinge suscripción 2017

Mayo 2007

SPIDERMAN III

Escrito por  Josefina Perdomo
SPIDERMAN III


Parece que ahora que por fin las cosas se arreglan con Mary Jane, que todo comienza a marchar sobre ruedas, surge el problema pero no a manera de conflicto sino de tentación, mucho más sutil y peligrosa, porque no es un enemigo declarado, sino un dejarse seducir o caer sin que apenas nos demos cuenta, hasta que es demasiado tarde.



La tercera parte de la saga del hombre araña llega a nuestras pantallas cuando ya casi el buen sabor de la última parte comienza a desvanecerse. En vista de la nueva moda de llevar al cine a los héroes del cómic hasta extremos ya casi paródicos podemos asegurar que Spiderman es hasta ahora la mejor adaptación realizada.

Parece que ahora que por fin las cosas se arreglan con Mary Jane, que todo comienza a marchar sobre ruedas, surge el problema pero no a manera de conflicto sino de tentación, mucho más sutil y peligrosa, porque no es un enemigo declarado, sino un dejarse seducir o caer sin que apenas nos demos cuenta, hasta que es demasiado tarde.

spy2.jpgEso sí, nuestro héroe ahora tendrá que enfrentarse al peor villano de todos y que está dentro de sí mismo. El traje de araña comienza a cambiar y se vuelve negro, junto con un desarrollo de los poderes arácnidos que comienza a corromper el interior del personaje sumergiéndolo en una lucha que ya no es exterior. Ahora el campo de batalla está dentro. Lo que nos recuerda esa atracción por el lado oscuro de otra famosa saga, y que plantea la inevitable cuestión sobre si el poder corrompe o no.

Como las otras dos anteriores el dilema moral y el mensaje de la película girará en base a este tema central. El heroísmo anónimo, el sacrificio personal en aras del bien común, y la recompensa o no que conlleva, la responsabilidad, y en esta ocasión, el uso del poder en aras del egoísmo, cuestión no tan difícil de ver sin necesidad de llevar un traje de hombre araña de color negro.

Parece toda una odisea por la cual va a ir desarrollándose nuestro héroe, el cual surgirá nuevamente reforzado y renacido de cada una de las pruebas a las cuales las circunstancias va a ir sometiéndolo. Por eso parece que nos gusta tanto Spiderman, y por supuesto las adaptaciones cinematográficas donde se resume la esencia de las encrucijadas a las cuales se enfrenta.

Y todo esto mientras El Hombre de Arena y Venom se aliarán a fin de ponerle más salsa al asunto.

Así, parece que la cosa promete, y por supuesto al ritmo de vértigo que estamos acostumbrados, efectos especiales de locura, una fotografía capaz de mitificar las escenas y que nos ponen los pelos de punta, y un buen hacer como siempre de Sam Raimi que hace de nuevo una esperadísima continuación. Y esperemos que repita.

Josefina Perdomo

Inicia sesión para enviar comentarios