star wars ESFINGE min

Si os gusta la aventura, preparad vuestra lanzadera para realizar un viaje por lugares desconocidos de la galaxia con este actor. Fue el general Crix Madine en El retorno del jedi y tiene una larga trayectoria como actor desde 1976 hasta el día de hoy. Actualmente participa en la exitosa serie de televisión Luther haciendo de detective superintendente. Estuvimos con él en la convención de CIFIMAD 2017.

¿A qué cree que es debido del éxito de Star Wars ?
Pienso que su éxito es debido a un conjunto de cosas; nos cuenta una historia sobre el bien y el mal y eso conecta muy bien con todas las generaciones, tanto niños como adultos. Además, su trama es muy divertida y excitante.

De todas las películas de la saga de Star Wars ¿cuál le gusta más?
El Imperio contraataca.

¿Qué personaje es el que más le fascina como actor en Star Wars ?
Son muy interesantes para mí como actor Han Solo, el Emperador y Mon Mothma.

Y como fan, ¿qué personaje es el que más le gusta cómo lo ha realizado en Star Wars ?
Darth Vader es fantástico.

¿Qué es la fuerza para usted?
La fuerza es creer en lo bueno de la humanidad.

SW Dermont ok

Durante el rodaje en El retorno del jedi , con su famosa escena dirigiendo la rebelión para destruir la nueva Estrella de la Muerte, ¿cómo fue su experiencia con George Lucas?
Con George Lucas no tuve ninguna anécdota personal con él, porque estaba muy callado en el set de rodaje y Richard Marquand era quien dirigía la película, y la interacción de los actores era con Richard en vez de con George.

¿Cómo prepararon esa famosa escena? ¿Cuál fue su experiencia?
Era una escena muy grande y se invirtieron tres días para rodarla, con un coste de medio millón de libras de 1982 y fue muy interesante su realización.

Como actor ¿qué prefiere realizar: cine, televisión o teatro?
Son todos formatos diferentes; para un actor es muy excitante hacer teatro. Cuando hacemos televisión o cine no tenemos tanto control sobre la actuación y muchas de las cosas que se hacen se realizan luego en la sala de edición.

¿Cómo ve Star Wars en su pasado y a través del tiempo en su carrera?
Hacer Star Wars , en su momento, no me afectó de ninguna manera. Cuando lo rodé, no había visto las dos películas anteriores, de modo que no sabía lo grande que era, y no fue hasta que me enseñaron una figura que realizaron sobre mí del personaje que interpreto en la película cuando entendí que era una película más grande de lo que pensaba. No me cambió la vida como actor, aunque sí cambió mi vida; por ejemplo, hoy estoy haciendo una entrevista contigo ¡treinta y cinco años después!, y eso no me ha ocurrido con ningún otro trabajo que he realizado.

En la interpretación, ¿qué género le gusta más hacer: drama, comedia, tragedia…?
Lo más divertido y satisfactorio es hacer comedia; incluso me encantaría hacer de mujer, ¡sería todo un reto!

De los personajes que ha interpretado en su carrera, ¿cuál le hubiese gustado ser en su vida real?
Una pregunta muy interesante; probablemente, el que hago actualmente en la serie Luther .

En la interpretación de un personaje, ¿qué es lo principal que busca para poder realizarlo?
Empiezo desde el guión, buscando las partes bien escritas que desarrollan mi personaje. Como curiosidad, tengo que decir que en la serie Luther el guionista escribió para mí el personaje que hago, y eso me hace más fácil la forma de interpretarlo.

SW6 Dermont actor2 ok

Después de tantos años participando en convenciones sobre Star Wars , ¿qué opinión tiene de ellas y sobre sus fans?
Es un fenómeno extraordinario. Disfruto conociendo a los fans, sobre todo en las convenciones más pequeñas como esta (CIFIMAD 2017), porque todo es más familiar y no tan comercial.

¿Cuáles son sus próximos proyectos?
Sigo realizando la serie Luther y próximamente se van a estrenar dos películas, una con Jackie Chan y otra con Pierce Brosnan. Una de las películas se llamará El extranjero y otra llamada La muerte de Stalin .

SW6 Dermont actor ok
¿Qué papel le gustaría interpretar en su carrera?
Me gustaría hacer el papel de ¡el padre de James Bond! (risas).

Publicado en Entrevistas
Viernes, 01 Diciembre 2017 00:00

Star Wars, ¿cine comercial o mito?

Ninguna saga cinematográfica ha tenido tanto éxito como Star Wars , no solo de público y económico, sino también por el número de películas a que ha dado lugar y su extensión en el tiempo. Todos coinciden en que es algo más que un argumento cinematográfico, y que las interpetraciones desde distintos ámbitos de conocimiento que permite su guion le otorgan una riqueza de contenido añadida.

El éxito de taquilla que desde 1977 ha acompañado a cada una de las entregas cinematográficas de la saga Star Wars , la explotación exhaustiva del merchandising (multiplicado más si cabe por la compañía Disney), la legión de aficionados que se visten como los personajes de la franquicia o la incorporación de frases de las películas al lenguaje popular («Yo soy tu padre», «Que la Fuerza te acompañe», «Las rebeliones se basan en la esperanza»), han hecho de la saga un fenómeno de la cultura de masas y uno de los ejemplos habituales cuando se quieren definir conceptos como blockbuster o mainstreim . Sin embargo, esta idea generalizada entre la mayoría de los espectadores –y entre la crítica más hostil contra el universo creado por George Lucas– es solo la punta del iceberg de todo aquello que nos ofrece «el invento Lucas».

SW Benitez presentación libro ok2

Más allá de las trepidantes escenas de acción, más allá de los espectaculares efectos especiales, más allá del fascinante «sentido de la maravilla» que revolucionó el cine a finales de los 70, Star Wars cuenta con una variedad inagotable de lecturas, mensajes e influencias culturales que amplifican su contenido y permiten al espectador adiestrado en esas claves comprender la profundidad del iceberg, disfrutando de la espectacularidad del envoltorio, pero sin dejarse cegar por él.

En este sentido, el historiador cinematográfico Michael G. Cornelius define el concepto subtexto como un código que únicamente aparece en las grandes obras de arte, un mensaje que no sustituye el contenido de las películas sino que las enriquece. Según este autor, los espectadores que descifran ese código son capaces de descubrir más mensajes que aquellos que se quedan en lo aparente. Un ejemplo paradigmático sería el cine de Alfred Hitchcock, con un envoltorio de cine de suspense, atractivo para el gran público, que esconde profundos elementos de psicoanálisis freudiano. El mismo juego es el que plantea Star Wars desde su primera entrega: un envoltorio accesible y fascinante para todos los espectadores, que esconde una variedad asombrosa de referentes culturales (literarios, cinematográficos, políticos, filosóficos, religiosos…).

Analizar tanta variedad de subtextos en un solo artículo resulta complicado, pero de entre todos ellos, existe uno que posiblemente podamos considerar como la raíz y el tronco de la saga. A la mayoría de los aficionados al cine, incluso a la mayoría de los seguidores de la franquicia, el nombre de Joseph Campbell le resultará desconocido. Sin embargo, es un personaje clave para entender el éxito de Star Wars .

Joseph Campbell fue, en la segunda mitad del siglo XX, uno de los máximos expertos en mitología comparada, un erudito que analizó los mitos universales a partir de los estudios de Sigmund Freud y Carl G. Jung, llegando a elaborar una compleja teoría para comprender los mitos, una teoría conocida como «monomito». Según Campbell, todos los mitos creados por el ser humano, independientemente de la cultura de donde surjan, cuentan con una serie de estructuras narrativas comunes, siendo «el viaje del héroe» el esquema más habitual en estas narraciones. La estructura del viaje del héroe estaría formada por una serie de etapas o hitos que el héroe mitológico debe superar para alcanzar su destino. No se trata de un corsé férreo, no es una plantilla fija e inmutable, pero buena parte de los mitos, cuentos de hadas, películas y sueños (como diría Christopher Vogler) se basan en este modelo narrativo.

La influencia de Campbell y su teoría del viaje del héroe en Star Wars resulta evidente. No solo porque investigadores o críticos la hayan descubierto como uno de los subtextos de la saga, sino porque el propio George Lucas lo ha reconocido en múltiples ocasiones. Tanto la peripecia de Anakin Vader en las precuelas, como la de Luke Skywalker en la trilogía original, están adaptadas a las etapas del «viaje heroico». Esta influencia puede detectarse incluso en el personaje de Rey, en la nueva trilogía producida por Disney.

Si aplicamos las etapas del viaje del héroe campbelliano a la saga, podemos descubrir que los tres personajes citados aparecen originariamente en el «mundo ordinario», la región en donde surgen los héroes de los mitos tradicionales, un lugar carente de aventuras y riesgos, identificado con el ámbito familiar más básico, como La Comarca para Frodo Bolsón en la aventura del Anillo único. La llegada de un heraldo (R2D2, Qui-Gon Jinn o BB8) les hace adentrarse en el «mundo extraordinario», aunque con evidentes reticencias iniciales (Luke se niega a acompañar a Obi-Wan, Anakin no quiere abandonar a su madre, Rey intenta regresar a Jakku). A pesar de este rechazo, los tres acceden a la aventura, se enfrentan con poderosos enemigos, deben superar su propia muerte para aniquilar con ello el ego y renacer como héroes (la escena más evidente de este proceso de muerte-renacimiento es la de Luke ahogándose en el vertedero de desperdicios de la Estrella de la Muerte).

De esta forma podemos identificar a Anakin, Luke o Rey con características muy similares a los antiguos héroes mitológicos. Pero este no es el único referente que conecta Star Wars con los mitos. Los mitemas, o elementos constantes de los mitos, suelen ser un recurso habitual en la saga. La búsqueda del padre por parte de Luke (obsesionado con su progenitor desde la primera entrega, algo que también descubrimos en la joven Jyn Erso de Rogue One ), le equipara con el intrépido y temerario Faetón, hijo de Helios, el que conduce el carro solar. El amor entre Anakin y Padmé en las precuelas equivale al «encuentro con la reina diosa del mundo», que hallamos en el Hieros gamos o matrimonio sagrado de la mitología grecolatina. La obsesión de Anakin por evitar la muerte de sus seres queridos entronca con la búsqueda de la inmortalidad por parte el primer héroe de la historia humana, el sumerio Gilgamesh; mientras que la caída de la orden jedi podemos identificarla con la desaparición de los idealizados caballeros del rey Arturo y la Mesa Redonda. Por su parte, el enfrentamiento entre Rey y Kylo Ren parece apuntar a un conflicto similar al bíblico pasaje de Caín y Abel, aunque esta idea debe confirmarse en las siguientes entregas.

SW Benitez ok

Pero el elemento que conecta directamente la saga con los mitos universales es la idea del nacimiento milagroso del héroe. Según Shmi, Anakin Skywalker nace sin intervención de ningún varón («Yo le llevé dentro, le di a luz, le crie… no sé cómo explicarlo»). Esta concepción milagrosa se asemeja a un buen número de mitos en los que un dios, un héroe o un fundador religioso tienen un nacimiento sobrenatural, ya que su vida va a ser excepcional y por ese motivo es señalado por los dioses desde el comienzo. Así sucede con el príncipe Sidharta Gautama (el futuro Buda), con el dios azteca Huitzilopochtli, o con el propio Jesucristo, entre otros muchos. «Ella es virgen porque su esposo es lo Desconocido Invisible», asegura Joseph Campbell. En el caso de Anakin, su concepción por obra de los midiclorianos le conecta con lo «Desconocido Invisible» de la saga, es decir, con la fuerza . Su periplo posterior, como el de tantos otros héroes, no está exento de la caída en el Lado Oscuro (Hércules mató a varios integrantes de su familia por un ataque de locura antes de redimirse con las famosas doce pruebas, mientras que Gilgamesh era un rey despótico hasta iniciar el viaje en busca de la inmortalidad). El caso de Anakin y su conversión en Darth Vader también cuenta con un final redentor cuando es capaz de sacrificarse por el bien común, de entregar su vida arrojando al emperador por el abismo de la segunda Estrella de la Muerte.

Estos son algunos de los elementos que vinculan Star Wars con la mitología, y lo convierten, no solo en un ejemplo de cine comercial, sino en un auténtico mito contemporáneo. Ciertamente, los mitos surgieron en las sociedades primitivas como narraciones religiosas, pero, como recuerda Carlos García Gual, también podemos encontrarnos con mitos filosóficos, como los ideados por Platón, o mitos literarios, como el ciclo artúrico medieval. De esta forma, Star Wars sería un intento de resucitar las formas y los contenidos propios de los mitos tradicionales en una sociedad industrializada y globalizada. Como resultado, Lucas creó un mito contemporáneo y uno de los iconos más importantes de la cultura popular actual: Darth Vader, el hombre máquina, un símbolo evidente del hombre postmoderno y sus conflictos.

Publicado en Cine
Viernes, 01 Diciembre 2017 00:00

Luminara: una mujer en el consejo jedi

¿A qué cree que es debido el éxito de Star Wars?
Es una saga en la cual mucha gente de todas las edades se puede ver identificada, tanto hombres como mujeres y niños.

¿Qué película es la que más le gusta de toda la saga?
Me gustan todas, pero me gusta en particular La amenaza fantasma.

¿Cómo fue seleccionada para el casting y poder ser una jedi?
Mi agente me dijo que podía ir al casting en Australia y me emocioné muchísimo porque no creía que me fuesen a seleccionar.

¿Cómo preparó el personaje de la jedi Luminara Unduli?
Cuando estábamos preparando la pelea jedi en el circo de Geonosis, tuve que hacer muchas cosas para desarrollar mi personaje, y seguí las indicaciones que me dieron en el rodaje, donde además nos dieron una instrucción muy básica en el manejo del sable láser, pero también pude introducir mi propio estilo de movimientos de lucha con este sable.

En el rodaje de El ataque de los clones, ¿qué fue lo que más le sorprendió y qué fue lo más complicado de realizar?

Lo más difícil fue el rodaje de las peleas en la arena del circo, al final del episodio II. Fue muy complicado de hacer porque se filmaba en pantalla croma, donde los escenarios y los enemigos no se veían, y luego fueron hechos de manera que se interactuaba con muchos personajes. En realidad, estar en el rodaje de Star Wars fue para mí ya una sorpresa.

Luminara entrevista ok¿Cómo fue el rodaje con George Lucas?
Es una persona muy amable.

¿Qué personaje de Star Wars le gusta como fan?
El emperador.

¿Qué es la fuerza para usted?
Creo que todos tenemos la fuerza; es la energía positiva en nuestras vidas.

Su padre ha trabajado como diplomático. ¿Le inspiró para esa faceta de los jedi? ¿Sueña con ser diplomática?
Desde luego que sí, estoy diplomada en Relaciones Internacionales y sería un sueño trabajar en la ONU. Por eso fue una alegría el participar en Star Wars, ya que una jedi desarrolla esa faceta.

En la película Poseídos, del 2000, en la que participó con Wynona Raider, ¿cómo fue esa experiencia?
Participé como extra en la escena de una biblioteca, y fue muy interesante participar en esa gran película.

Continuamente está viajando, y ha estado viviendo en Kenia, Canadá, Suecia, Australia y actualmente en Uganda. ¿Qué país prefiere para vivir?
Son países diferentes y cada uno tiene sus cosas buenas para vivir, me gustan todos ellos y cada uno tiene sus diferentes características.

Luminara y Santana actores de star warsDesde hace años participa en convenciones donde van los fans. ¿Qué piensa de ellos?
Me gustan mucho los fans de Star Wars, porque son muy apasionados.

¿Cuáles son sus próximos proyectos como actriz y modelo?
En estos momentos mi carrera como modelo esta parada, pero como actriz estoy realizando varias cosas que espero que próximamente podáis ver. Además estoy trabajando como directora general de desarrollo de negocios internacionales en una productora en Canadá, MINDSHADOW (www.mindshadowonline.com), donde se hacen películas, cómics, animación, etc.

Publicado en Entrevistas
Viernes, 01 Diciembre 2017 00:00

La guerra de las galaxias más solidaria

Estos últimos años, con el resurgir de la afición por la saga galáctica a raíz de la nueva trilogía y el resto de películas del universo Star Wars , no es raro ver a gente vestida con trajes de personajes de La guerra de las galaxias en diferentes eventos, convenciones, celebraciones o estrenos de cine. La mayoría son personas adultas que desde pequeños aman la saga que George Lucas inició en 1977 con la primera película, el Episodio IV, Una nueva esperanza . Trajes de una gran similitud con los originales que incluso han sido aprobados por Lucasfilm o Disney (que ponen una exigencia muy elevada para permitir actuar en su nombre) en según qué grupos con sello oficial.

Lo que tal vez no sabe todo el mundo es que muchas de estas personas, además de disfrutar de una afición de forma intensa vistiendo los trajes y «luciéndolos», también lo aprovechan para hacer voluntariado, usar su presencia para recaudar fondos o visitar a niños enfermos en hospitales para llevarles algún regalito y, sobre todo, darles una sorpresa.

Son muchos los grupos, repartidos por todo el mundo, que se dedican a esto. En España, en concreto, se pueden encontrar grupos formales en todas las comunidades y en casi todas las grandes ciudades. Incluso varios grupos por ciudad o zona.

17855363 1311877865526596 6494991577620593996 o

Por ejemplo, podemos encontrar a Echo Base 28, Club Obi Wan, Star Wars Catalunya, Fan Props, Amigos de la Ciencia Ficción, Star Wars Alicante, Orden 66 Asturias, Holored Estelar, Legión 501 Spanish Garrison, Star Wars Gran Canaria, Rebel Legion Spanish Base, R2-KT AmbassaDroid, Orden de Revan Cantabria, Saga Skywalker, Star Props, Tropa Korrigan, Fuerza Imperial de Tenerife, Pelotón Biker Scout Úbeda, Tarkin Boys… y me dejo algunos (a los que pido perdón desde aquí).

La mayoría de los miembros de estas asociaciones tienen un traje o más de uno (porque no son disfraces, son trajes) que se han hecho ellos mismos o comprado con esfuerzo y un cariño muy especial por la saga y gran esfuerzo por su parte. Muchos de ellos van cada fin de semana a algún evento, de manera voluntaria, con frío o calor, con gripe o lesionados, solo para aportar y dar algo muy difícil de recuperar: su tiempo para ayudar en una buena causa con fines benéficos.

En muchas ocasiones les podemos ver paseándose por los pasillos de un hospital, por el ala infantil sobre todo de enfermedades graves u oncológicas, entrando en todas las habitaciones, solo para poder hacer que esos niños se sorprendan y rían un rato con ellos. Otras veces les vemos en un estand de alguna asociación para recaudar fondos, dejando que las personas se fotografíen con ellos y así conseguir más donaciones (causas médicas, investigación, enfermedades raras, fomentar las adopciones de animales, recaudación de comida para centros veterinarios, y un largo etc). También recogen donaciones particulares o de empresas, o venden merchandising en sus webs o en estands montados por ellos. Sus colectas son tanto de dinero como de juguetes o regalos para poder dar como obsequio a los peques a los que visitan o, dependiendo de la acción que lleven a cabo, pueden pedir y recolectar comida para el banco de alimentos, sacos de pienso para centros de cuidado de animales o cualquier cosa que sea necesaria para las causas que puedan. No hay límite para ellos mientras sea para ayudar. Y en este punto hago hincapié en que no cobran por sus actuaciones o misiones, todo lo que hacen es voluntario y altruista. Ellos ponen los trajes, el tiempo, los posibles arreglos de desperfectos de sus trajes y el tiempo necesario para conseguir sus objetivos en cada acción que emprenden.

Los que les vemos desde fuera, a menudo disfrutamos de ellos haciéndonos fotos o mirándoles con admiración. Es realmente como ver a nuestros personajes preferidos caminar a nuestro lado, hablarnos de tú a tú. Para los fans es un lujo.

19801027 10155483676474346 4985726085002404111 o

Y lo que no vemos es, sobre todo en los personajes que llevan casco o máscaras, el esfuerzo que significa para ellos, el calor que llegan a pasar e incluso la poca visibilidad que a veces tienen para andar. Imaginemos por ejemplo, en pleno verano, al personaje de Chewbacca con su traje peludo y pesado; a Darth Vader con el casco y la capa; o a un soldado trooper con todas esas partes de la armadura impidiendo un movimiento normal para andar… Solo de pensarlo da angustia, ¿no?

Pues a todo esto hay que sumarle que en muchas ocasiones las visitas a hospitales no son a niños alegres y felices, pues algunos están muy graves o en estado avanzado de ciertos cánceres. Visitas con los padres de los pequeños que solo por ver a sus hijos sonreir se deshacen en lágrimas de gratitud ante una situación extrema. O que en una siguiente visita les informen de que alguno de los pequeños falleció por su enfermedad pocos días después de la anterior visita. Según palabras textuales de algunos de ellos, «por suerte, la máscara oculta las lágrimas». Y es que estos grupos no actúan «de vez en cuando», sino que ocupan casi todos los fines de semana e incluso días entre semana en hacer estas misiones. A título personal, después de leer mucho sobre sus misiones y tener la suerte de conocer a muchos de estos héroes que respondieron a mis preguntas sobre estas visitas, solo puedo decir que hacen un trabajo increíble. (¡Gracias chicos!).

Cualquiera de nosotros que queramos verles, fotografiarnos y alucinar con ellos, podemos buscarles por redes y ver dónde van a «actuar». Pero sobre todo apoyar esas otras actuaciones en las que el público no somos nosotros, sino esos niños que tanto necesitan olvidar, aunque que sea por un ratito, su sufrimiento y dolor, dándole la mano a la princesa Leia, luchando con un sable láser de plástico con Darth Vader o jugando a ser un jedi por un rato.

(Todas las fotos son tomadas de las redes sociales de algunos de los grupos nombrados, solo para ilustrar sus actuaciones solidarias y les pertenecen a ellos).

Publicado en Buenas noticias
Viernes, 01 Diciembre 2017 00:00

Cuarenta años de Star Wars

En este número de Esfinge volvemos a constatar que la serie de películas titulada Star Wars es un fenómeno cultural propio de nuestras sociedades de la segunda mitad del siglo XX y la primera del XXI. Llama la atención la duración en el tiempo del interés de los públicos por este fenómeno cinematográfico, precisamente en un mundo en el que todo se diluye con enorme rapidez y pocos productos de la industria del cine son capaces de llegar a los públicos con la eficacia que ha conseguido la saga ideada por George Lucas.

Este interés llega hasta el análisis de los detalles más nimios, relacionados con las circunstancias de los rodajes, la vida personal de los actores, incluidos los secundarios, las comparaciones entre los trucos artesanales de las primeras entregas y las sofisticadas técnicas digitales de las posteriores y un sinfín de matices que, cuarenta años después, siguen encandilando a los millones de aficionados en todo el mundo.

Cabe preguntarse a qué se debe un interés tan desmesurado y la respuesta es casi obvia. Por una parte, muestra la sed de historias bien narradas sobre el eterno enfrentamiento entre el bien y el mal y el papel de los seres humanos en las batallas, algo vigente desde que se escribiera el Mahabaratha o la Ilíada. En segundo lugar, las peripecias de los héroes que asumen su destino y se enfrentan a sus enemigos impactan en el imaginario colectivo, como siempre lo hicieron. Y a esto se añade el marco de un mundo altamente tecnificado, para la aventura imperecedera de los seres humanos.

Cabe desear que vayamos más allá y saquemos conclusiones que nos orienten sobre el sentido de todo esto y no nos quedemos en la superficie.

Publicado en Editorial

«¡Acción!». Esa es la palabra que sube la adrenalina a Pablo Verdejo cuando comienza un rodaje de acción y riesgo de alguna de las películas en las que participa. Es un reputado especialista de acción , ha participado en gran cantidad de películas de primer nivel y también fue reclamado para participar en el rodaje de las nuevas películas El despertar de la Fuerza, Rogue One y en el rodaje de la futura Solo: una historia de Star Wars, donde nos contarán cómo fue la vida del contrabandista Han Solo, uno de los personajes más icónicos de esta emblemática galaxia.

¿Qué es lo que le atrae de ser actor de acción o especialista?
El estilo de vida, la sensación de hacer algo diferente cada día y el irte a la cama con ganas de que llegue el día siguiente para ir a trabajar.

¿Cómo es su preparación diaria, cuando no está rodando?
Me gusta llevar a mi hijo al colegio, llegar a casa y hacer unos 45 minutos de movilidad y estiramientos, desayunar con mi mujer y mi bebé e irme a entrenar. Comer, oficina en casa, recoger a mi hijo, ser papá hasta después de cenar y, si estoy preparando algo a conciencia, voy al gimnasio, tanto acrobacia como preparación física.

ok Pabs4

¿Qué heridas le han asustado? ¿Qué huesos han sido los que se ha roto?
La cicatriz de mi cara fue un gran susto. Y eso que aún no había subido a la cama elástica para empezar a entrenar. Huesos, creo que me he roto alguno, escafoides, los propios de la nariz, pero todo ha sido entrenando, ya que durante la grabación está todo ensayado.

La preparación física es muy exigente. ¿Cómo es la preparación psicológica para hacer escenas de alto riesgo?
En mi caso, cuanto mejor es la preparación física mejor se encuentra la cabeza. Mis tratamientos con el fisioterapeuta también consideran el estado emocional y, sobre todo, es importante visualizar todas las acciones antes de hacerlas.

¿Qué miedos tiene ante una escena peligrosa? ¿Y algún miedo sobre la vida?
Miedo a no hacerlo bien o a no cumplir las expectativas del coordinador de acción o del director. Miedo en la vida a no tener a mi familia cerca.

Cuando ruedas cosas peligrosas con todo sistemas de seguridad, pero que han realizado seres humanos en la vida real, como batallas, peleas de espadas, accidentes, disparos, etc., ¿qué piensa de esas personas que lo han hecho de verdad?
Eso sí es miedo de verdad... Es algo muy duro, y por eso disfruto de poder controlar un miedo relativo; sé que al final del día voy a coger mi coche y volver a casa o al menos al hotel y hacer una videollamada para ver a los míos.

ok Pabs especialista4

¿Cómo empezó todo para participar en Star Wars ?
Siendo el primer español que se registró en el UK Stunt Register en una etapa en la que la exigencia de habilidades se profesionalizó bastante. Y supongo que una vez se llega, es también importante mantener un actitud adecuada, desde saber estar en un set de grabación a considerar las necesidades de actores con los que se trabaja.

¿Qué opinión tenía de esta saga antes de participar?
He de decir que no soy el mayor fan de la fantasía o la ciencia ficción... Mi mujer siempre me riñe y me dice que tengo que hacer más esfuerzo por ver más. Me atrae la cultura y entiendo que su éxito tiene una razón de ser.

¿Qué escenas fueron las más complicadas de realizar en El despertar de la Fuerza y en Rogue One ? ¿Algún percance?
No puedo dar detalles, lo siento.

¿Cómo fue sustituir en las escenas peligrosas al actor Oscar Isaac en Star Wars: El despertar de la fuerza ?
Yo no doblé a Oscar Isaac en Star Wars ; lo he doblado en unas tres películas anteriormente y es un tipo genial, nos llevamos muy bien y es siempre un encanto. Hablamos espanglish siempre y, por supuesto, cualquier oportunidad que haya para seguir haciendo será un placer.

¿Qué personajes ha realizado más en estas dos películas? ¿Se reconoce en qué escenas sale?
Me reconozco en un par...

¿Participó de alguna manera en el rodaje de la escena final de Darth Vader en Rogue One ? 
No activamente.

¿Cómo es el estilo diferente de trabajar con los directores J. J. Abrams y Gareth Edwards?
JJ es muy detallista. Pero simplemente, decir que en nuestro caso tratamos directamente con nuestro coordinador de acción, y la mayoría de las veces con directores de segunda unidad.

Cuando preparaban las escenas, ¿había algún tipo de libertad creativa?
Depende mucho del coreógrafo de lucha. En general, siempre hay una etapa de ensayos que es muy abierta.

¿Hizo algo nuevo que nunca había hecho antes o vio algo en el rodaje que le impresionara?
La explosión en Rogue One fue muy interesante por las medidas de seguridad. En general, siempre hacemos cosas muy parecidas pero con distintos vestuarios, luces, ángulos, etc.

De las escenas que rodó, ¿hubo alguna descartada en la película que le dio pena que no la pusieran?
He firmado una declaración de muchas hojas donde no puedo dar detalles sobre este tipo de cosas...

Comparándolo con todo lo que ha hecho hasta ahora, si tuviera que puntuar del 1 al 10 el índice de dificultad de rodaje en Star Wars ¿qué puntuación le daría a El despertar de la Fuerza ?, ¿y a Rogue One ?
La dificultad es siempre relativa; en mi caso, depende de la gente con la que tengas en el equipo y coordinando, así como también por las exigencias ambientales o de vestuario. Así que El despertar de la Fuerza fue un 9 y Rogue One fue un 7.

han solo

¿Ha participado en el rodaje de Star Wars VIII: Los últimos Jedis y en SOLO: una historia de Star Wars ?, ¿alguna cosa que se pueda contar sobre el rodaje y que no perjudique el contrato de confidencialidad?
No he participado en Los últimos Jedis, pero esta entrevista la estoy rellenando en el avión camino a Londres, porque estoy en Han Solo desde principios de abril y va a ser un producto muy entretenido de ver.

¿Sabe si va a participar en más películas de la saga de Star Wars ?

Me encantaría, el equipo de acción es diferente. Pero estando en demanda no me importa qué producción sea.

Después de rodar estas dos películas de Star Wars , ¿qué se llevas de ellas?
La importancia de ser «soldado» en el set de grabación. La visión desde dentro de este mundo y, recapacitando un poco, la suerte que tengo de ser parte de una historia así.

¿Le gustaría añadir algo más sobre el rodaje de estas dos películas de Star Wars ?
Los vestuarios son una pasada y las criaturas son impresionantes. Soy afortunado.

¿Qué próximos proyectos tiene?
Tengo proyectos en series de BBC y Sky. Good omens, Bounty Hunters y Deep State.

http://www.laestunteria.com/ 
http://www.imdb.me/pabsverdejo 
https://youtu.be/7JcxXxlrbB0 
Instagram: @pabstunts

Publicado en Entrevistas
Viernes, 01 Diciembre 2017 00:00

El Imperio romano contraataca

Mi mente romanizada hace muchos años en las aulas de una Facultad de Historia vio de forma nítida una batería de referencias a la historia clásica de la ciudad prometida a Eneas en aquellas películas conocidas como La guerra de las galaxias, y que en las precuelas (episodios I, II y III) se ve con más claridad, donde uno no puede evitar pensar en el final de la República romana y el principio delImperio. Quizás el paralelismo –siempre estamos hablando a grandes rasgos– sea muy obvio, pues es parte de la trama principal de estas películas, pero en realidad es mucho más profundo de lo que aparenta a primera vista, porque al final, todos los caminos llevan a Roma.

La primera guerra espacial y la mitología romana
Hace mucho tiempo, en un lugar no tan lejano, Luciano de Samósata rompía con el principio griego de la imitación de la naturaleza como fin esencial de las artes. En sus Relatos verídicos , un tifón conduce a una nave hasta la Luna y descubre, entre otras cosas, una guerra entre selenitas y solares. Estamos probablemente ante la primera guerra espacial de la historia y los cimientos de un género que prosperará con los años conocido como ciencia ficción.

Dos mil años después, George Lucas recogió el guante con gran éxito. La saga Star Wars , al igual que Relatos verídicos, nos ofrece explorar un mundo plenamente humano a pesar de que los acontecimientos se desarrollan en el espacio. Como cualquier relato épico contemporáneo, Star Wars bebe de muchas tradiciones.

 

La historia de Luke como héroe que desconoce sus orígenes y es iniciado por un maestro resulta muy conocida, y encontraríamos numerosos paralelismos; sin embargo, la historia de los gemelos Apolo y Diana, frente a la de los protagonistas Luke y Leia, llama particularmente la atención. Latona, la madre de Apolo y Diana, al igual que Padmé, tuvo que dar a luz escondida por la persecución de Juno, la esposa de Júpiter, celosa de las conquistas de su marido. Latona tuvo un alumbramiento doloroso que duró nueve días. Tras nacer los gemelos, estos fueron separados hasta la edad adulta.

El final de la República

Desde el inicio del episodio I, la situación de crisis de la República parece clara. «La República Galáctica está sumida en el caos», dicen los títulos iniciales. La Federación de Comercio impone un bloqueo sobre el planeta Naboo –un territorio situado en la periferia de la galaxia– sin que la República sea capaz de gestionarlo, ya que el Senado «debate interminablemente», sin llegar a actuar de forma diligente. A la República Galáctica, corrompida en casi todos sus estamentos, le cuesta mantener el orden, sobre todo en el borde exterior, unos territorios a menudo más salvajes y bárbaros. Frente a las dificultades, se eleva la figura de un hombre que, poco a poco, acumula poderes delegados por el propio Senado para acabar erigiéndose como salvador de la República y convertido en emperador.

Roma también debía enfrentarse a algunos focos de resistencia, como los partos en Oriente o los piratas. Poseía unas amplias fronteras rodeadas de territorios salvajes. Sus instituciones estaban corrompidas hasta los cimientos y se vio sumida en una importante guerra civil de la que salió a flote con la elevación de un hombre que, poco a poco, sea por causa o consecuencia, fue acaparando poderes. Todo esto está muy simplificado, obviamente. En Palpatine podemos ver a Sila, Pompeyo, Julio César o Augusto.

El «Estatuto 312B» entra en escena en el episodio II ante la situación de guerra y gran inestabilidad de la República, el canciller Palpatine logra ganar la votación y con ello acumular poderes y prerrogativas. Me fue imposible no recordar la magistratura romana de la dictadura tras ver esa escena. Era una magistratura extraordinaria prevista en el orden constitucional, que se planteaba en momentos graves (guerras o disturbios). Entonces, uno de los cónsules nombraba un dictador con poderes extraordinarios para salvar la dificultad. No podía legislar y su duración era breve (seis meses, pudiendo renunciar antes). Se trataba, por lo tanto, de una suspensión del orden republicano para su propia protección. Algunos hombres fuertes como Sila o Julio César hicieron uso y abuso de esta institución.

En el caso de Julio César, es de sobra conocida la forma en la que aconteció su asesinato, a manos de algunos autoproclamados defensores de la República. De un mismo modo, Palpatine es víctima de un intento de asesinato por parte de los jedis , que pasan por encima del orden constitucional: «Tiene el control del Senado y de los tribunales, es demasiado peligroso para dejarle vivir», le dice Windu a Anakin. Bien es cierto que Palpatine resulta ser un sith y Julio César, no (aunque algunos probablemente lo vieran como tal). Palpatine sobrevive y Julio César muere, dando con ello el pistoletazo de salida para una nueva guerra civil.

Haciendo un rápido resumen, Octavio Augusto, tras ser nombrado heredero de César se enfrenta a sus enemigos al conseguir reunir un imponente ejército. Afianza su poder en Roma y tras cierto equilibrio de poderes consolida su situación en todo el Occidente romano al apartar de escena al triunviro Lépido. Queda entonces la sombra alargada del poder del tercer triunviro, Marco Antonio, al que pone en tela de juicio por su relación con Cleopatra, pues Antonio había repudiado a su hermana. El resto de la historia es conocida. Marco Antonio es declarado enemigo público por parte del Senado y derrotado.

Palpatine, en cierta medida, sigue un patrón similar. Crea el ejército clon en secreto, supuestamente en defensa de la República, aunque, al igual que Octavio, finalmente buscará obtener el ascenso personal. La alargada sombra de los jedis , de forma similar a la de Antonio, es reducida difamándolos y acusándolos de traición a la República. Marco Antonio fue derrotado en Accio, así como los jedis por la orden 66.

El Imperio: más allá de la eternidad

El Senado de Roma le otorgó a Octavio el título de Augusto y lo nombró Princeps , con la ficción de primus inter pares , el primero entre iguales, mientras Palpatine nos devuelve el paralelismo en un pleno del Senado, en el que proclama «el primer Imperio galáctico» del que se declara emperador. Al finalizar, se escucha una de las mejores frases de la saga en boca de Padmé: «Así es como muere la libertad, con un estruendoso aplauso».

Desde ese momento, llaman la atención las palabras de Palpatine. Durante el discurso en el que proclama el Imperio, el hasta entonces canciller asegura que este durará «más de diez mil años». Esta idea de pervivencia, claramente parece remitir al concepto romano de aeternitas y superar las barreras de la eternidad . Los romanos creían que a Roma le tocaba su propia edad, mil años según la profecía etrusca. Roma duraría mil años, Roma sería eterna.

Una vez en el poder, Palpatine se rodea de una guardia imperial. Esta guardia del emperador nos remite directamente a la guardia pretoriana romana, que fue formalmente creada por Augusto, el primer emperador, como escolta y protección a los emperadores romanos.

El borde exterior, el limes y los reinos clientes

El Imperio de Star Wars se extiende hasta los límites de la galaxia, y fuera de estos límites la vida se vuelve más salvaje. Hablábamos al principio de este artículo de las dificultades que experimentan ambas repúblicas en mantener estas fronteras y ahí, de nuevo, podríamos hacer otro símil, el de los limes o fronteras de Roma.
Así mismo, dentro de estos límites, encontramos en el Imperio galáctico, reyes fácticos que conviven con el poder imperial. Es el caso de Jabba el Hutt, cuyo ejemplo recuerda el de los reinos clientes de Roma. Estos reinos clientelares llegaron a ser importantes a la hora de entender el entramado defensivo del Imperio. Los soberanos de los Estados clientes eran oficialmente designados por el Senado como «reyes amigos y aliados del pueblo romano». En ese momento –si no la poseían ya– recibían la ciudadanía romana. Sus reinos no eran independientes pero sí autónomos, convirtiéndose, de facto, en Estados vasallos o protectorados romanos.

Volviendo a Jabba el Hutt, llaman la atención las características de su corte, de tipo oriental. Cantantes, esclavos, vinos, comida a raudales, rodean una corte exuberante en la que la vida es diversión y en la que, incluso, encontramos ejecuciones convertidas en espectáculo a manos de criaturas salvajes.

Costumbres: juegos, circo y esclavitud

Más allá de la política están las costumbres, donde podemos encontrar varios paralelismos. La primera de esas costumbres que aparece en Star Wars es la esclavitud, y en Roma era una institución perteneciente al derecho de gentes ( ius gentium ) y como tal su uso fue común a lo largo de la Antigüedad e incluso posteriormente entre diversos pueblos. En Star Wars tenemos el ejemplo concreto de Anakin y de su madre, ambos esclavos en una tienda de chatarra perteneciente a Watto. Anakin sería lo que comúnmente en época romana se denominaba como verna , un esclavo hijo de una esclava, nacido por lo tanto con esa condición. Poco importaba, en Roma, que el padre fuera un esclavo o un hombre libre, puesto que fuera del matrimonio, la regla absoluta era que el hijo seguía la condición de la madre, y para una mujer esclava no podía haber matrimonio. En la época clásica había que considerar el momento del parto, para establecer la condición jurídica del recién nacido y así saber si este nacía libre o esclavo.

Sin embargo, tanto Anakin como su madre alcanzan la libertad a lo largo de la saga y lo hacen de forma diferente. En el caso de Shmi Skywalker, tras alcanzar su hijo la manumisión, se queda al servicio de Watto, hasta que un granjero llamado Cliegg Lars aparece, la compra, la libera y se casa con ella. Ese tipo de relación también podía darse en Roma. Augusto permitió el matrimonio entre libres y esclavas con la excepción de los senadores. El registro epigráfico, de hecho, da fe de la existencia de ese tipo de unión a pesar de los tabús sociales que podrían haber entrañado. Incluso tenemos referencias de caballeros ( equites ) unidos en matrimonio con sus antiguas esclavas.

En cuanto a Anakin, consiguió su libertad tras una apuesta del maestro jedi Qui-Gon Jinn al ganar una carrera de vainas . En este caso, de nuevo, el paralelismo parece bastante obvio, pues la puesta en escena de la carrera de vainas tiene importantes reminiscencias de los ludi circenses. Los aurigas eran personas de origen humilde, siendo por lo general esclavos o libertos. Algunas veces podían ser liberados como premio al ganar una o varias carreras, aunque estaba prohibida la manumisión forzada por la aclamación popular.

Pero las referencias en cuanto al mundo de los juegos, no se detienen ahí. Así, en el episodio II, Padmé y Anakin son protagonistas en la arena de Geonosis –que recuerda en su factura al mismísimo anfiteatro Flavio– de lo que se asimila a una damnatio ad bestias . Esta forma de ejecución ya se realizaba muy anteriormente a su aparición en Roma. En Persia era muy utilizada y los etruscos, vecinos de Roma, de los cuales heredaron parte de su cultura, también la podrían haber usado. Al condenado se le podía atar a un poste o ser forzado a asumir el papel protagonista de un personaje mitológico descuartizado por una bestia. Las fieras eran excitadas por la servidumbre, que las encrespaban con muñecos, trapos o pinchos. Además de los leones, se utilizaban otros animales salvajes, como osos, tigres, leopardos, panteras o toros. Los condenados ad bestias estaban generalmente desarmados pero, en algunas ocasiones, podían defenderse. Así, algunos gladiadores, tal como revelan los motivos de algunos mosaicos, se enfrentaban a bestias estando armados. El espectáculo de Geonosis de Star Wars , tal como nos lo presenta Lucas, sería una versión intermedia entre ambas vertientes.

Encontramos más paralelismos, como el de los fastuosos trajes de Padmé como reina Amidala y las representaciones de la esposa de Justiniano, la emperatriz Teodora. Coruscant, un planeta cosmopolita y sobrepoblado como capital y centro de aquella galaxia muy lejana o las cúpulas Naboo y su parecido con el Panteón de Agripa. Probablemente, si quisiéramos seguir encontraríamos reminiscencias de muchas historias antes contadas, hace mucho tiempo, en un lugar lejano, al borde del Mare Nostrum , la cuna de la civilización.

Publicado en Cine

David M. Santana, un soldado imperial español en Star Wars, nos cuenta que todo empezó de manera casual en una tienda de música en Londres; allí se encontró con una persona que cambió el rumbo de su vida, tal vez por voluntad de la fuerza . Hasta el primer día de rodaje no sabía a ciencia cierta de qué se trataba la nueva y esperada película de Star Wars. Empezó en el rodaje como soldado imperial en El despertar de la Fuerza y no ha parado de rodar en Star Wars .

¿Qué significa para usted la saga de Star Wars ?
Por esta saga me he gastado muchísimo dinero en coleccionar todo lo relacionado con ella, he perdido horas de sueño, he tenido problemas de espalda, he tenido fracturas y «lo he dado prácticamente todo».

Cuando empezó el rodaje en Star Wars , ¿qué pensó y sintió?
Con treinta años como fan de Star Wars , aún no me lo creo. Recuerdo lo que me dijo mi tío: «Has perseguido a Star Wars toda tu vida y ahora es ella la que ha venido a ti». Las palabras no pueden describir la impresionante sensación de participar en mi saga favorita.

SW7 David Santana entrevista ok

¿Qué es la fuerza para usted?
Si lo traducimos a nuestra vida diaria, diría que es la pasión con que haces las cosas y seguir luchando por lo que crees.

¿Qué opinión tiene de las precuelas ?
Me gustan los episodios I, II y III, pero creo que no están a la altura de la primera trilogía.

¿Cómo fue el casting para participar en el rodaje de El despertar de la Fuerza?
Cuando fui uno de los diez seleccionados para formar parte del grupo principal de Stormtrooper, creía que no iba a ser un trabajo muy exigente como actor, pero fue más de lo que pensaba. El entrenamiento militar fue duro; recuerdo que durante tres días un marine americano llamado Pol nos estuvo formando en la disciplina militar.

¿Cómo fue la experiencia de interactuar con los actores principales de la primera trilogía de La guerra de las galaxias ? ¿Alguna anécdota con alguno de ellos?
No solo el hecho de los actores en sí, sino por ser esos personajes que desde siempre han entrado en tu vida, verlos en el set de rodaje conlleva esa sensación de que no te lo puedes creer y a la vez de «lo he conseguido». Recuerdo que cuando le di la mano a Harrison Ford, realmente mi sensación fue de que se la estaba dando a Han Solo, el sinvergüenza, el piojoso, el contrabandista… Fue impresionante, es una sensación que se crea uno. Cuando por desgracia murió Carrie Fisher, para mucha gente quien murió fue la gran princesa Leia.

En cuanto a anécdotas, recuerdo la primera vez que me encontré con Harrison Ford. Estábamos rodando en el castillo de Maz Kanata una escena de combate, y cuando dicen «Corten», me quito el casco para coger aire y me doy cuenta de que a un metro de mí estaba Han Solo. El asombro que tenía al tenerlo a mi lado hizo que le mirase varias veces y eso que me dije a mí mismo: «no lo mires más, porque uno tiene que ser profesional y se va a dar cuenta». Pues se dio cuenta… y me dijo en inglés: ¿estás bien, hijo? Entonces abrí los ojos y contesté: sí… Me quité el guante para darle la mano y le dije: es un placer estar aquí como fan de Star Wars y de su trabajo. Él me contestó que se alegraba de que estuviera bien. En realidad, estaba temblando y mis compañeros me miraban dándose codazos entre ellos porque sabían lo fan que soy de Star Wars , y pensaban que yo estaría en una nube por ese momento increíble; por eso luego me abrazaron.

Fue uno de los dos Stormtrooper en la famosa escena en El despertar de la Fuerza en que salen corriendo cuando Kylo Ren está destruyendo con su espada láser el recinto. ¿Cómo fue el rodaje de esa escena?
Parece ser que fue una idea del director J. J. Abrams en el set de rodaje, y yo estaba cerca de él, junto con mi amigo Sandeep. Se dirigió a nosotros para que le hiciéramos el favor de rodar esa graciosa escena. La rodamos seis o siete veces. Lo curioso de esta historia es que no sabíamos si la iban a poner en el metraje final hasta que vimos la película, y ha tenido gran repercusión entre los fans, donde muchos adoran esa escena, que humaniza a los soldados imperiales.

En el rodaje de varias de las nuevas películas de Star Wars ha llevado diferentes trajes de soldados imperiales. ¿Cómo se diferencian entre ellos y como fue la experiencia en cada una de ellas?
En el episodio VII fui uno de los diez principales stormtrooper de la primera orden. Este tipo de armadura es la más difícil de llevar, y de ahí sacaban a los líderes de escuadrón que llevaban la hombrera blanca, los oficiales con la hombrera negra y el comandante con hombrera roja. Esas son las principales diferencias, porque la armadura es la misma. También fui soldado de artillería pesada, que llevan las cartucheras en el pecho, y fui oficial, que es el stormtrooper con hombrera roja.
En Rogue One fui el soldado imperial clásico, también fui soldado scarif trooper normal y el scarif trooper líder de escuadrón, que fue el que más me puse; además también fui soldado rebelde, que es el traje más cómodo de llevar. De los trajes de soldados imperiales, los más cómodos de llevar son los de Rogue One. Incluso con ellos podíamos correr con soltura. Aquí nos trataron como unos actores más, ya que veníamos como los diez elegidos de El despertar de la Fuerza.
Fue un rodaje duro. Llegábamos a las 3.30 h al set de rodaje para trabajar, y a las 21 h íbamos a casa después de un día entero de trabajo. En ambos rodajes tuve percances; en el episodio VII me fracturé un codo, y en Rogue One , en un momento dado me caí y volví a golpearme fuertemente en la anterior fractura con gran dolor, pero mereció la pena.

Antes era fan de Star Wars , ahora vienen los fans a verle. ¿Cómo los ve en esta nueva situación?
Lo curioso es que como fan nunca había ido a ninguna convención; a la primera que fui fue para firmar autógrafos. Eso lo descubrí cuando fui a Londres, que un fan podía tener un autógrafo de los actores que admiraba.

SW7 David Santana escena ok
Cuando aparece un niño y te reconoce, con sus padres al lado diciéndole que es alguien que ha conseguido un sueño, a ese niño le estás diciendo que si trabaja y estudia también puede conseguir un gran sueño; eso me da una gran satisfacción. Porque para poder llegar a ser un stormtrooper , tuve que hacer una carrera, tuve que estudiar y ser valiente para marcharme de mi país y dejar a mi familia y amigos detrás; eso es duro. No hay día en que no recuerde eso, es un sacrificio. Recuerdo a mi abuela, que tiene ochenta y dos años, a la cual adoro, pienso que por poder cumplir mi sueño no puedo estar con ella, pero sé que ella está orgullosa de mí y mi familia me ve feliz.

En el futuro, ¿qué proyectos tiene?
Ahora ya he cumplido un sueño y quiero avanzar en mi carrera como actor. Me he traslado a Madrid a vivir, y creo que mi etapa de stormtrooper ha terminado y no creo que me vaya a Londres para rodar tres días solamente, ya que se rueda alternando días diferentes; por ejemplo, en el episodio siete trabajé cuarenta y dos días entre abril y noviembre.
He hecho algún que otro rodaje, ahora mismo estoy representado por Ruth Franco , una agencia española muy importante internacionalmente, donde realizo todo tipo de castings , ya sean grandes o pequeñas producciones, tanto españolas como extranjeras. Junto con mi novia, que también es actriz, estoy preparando el visado para irnos a EE.UU. y poder seguir con nuestras carreras de actores.

Otra entrevista en video esfinge: https://www.facebook.com/RevistaEsfinge/videos/1413205015410239/

Publicado en Entrevistas
Viernes, 01 Diciembre 2017 00:00

Alan Ruscoe: el actor de las mil máscaras

La máscara interpretativa es lo que identifica al actor para hacer distintos papeles, pero Alan Ruscoe se pone además máscaras físicas que le cambian el rostro para interpretar personajes con diferentes registros en una misma película. Empezó con una máscara en El quinto elemento y desde entonces no ha parado de ponérselas en películas y series de televisión como la del Dr. Who. Pero fue en St ar Wars , en los episodios I y II, donde interpretó a varios de los personajes con máscara más famosos de su carrera, desde un maestro jedi hasta varios personajes codiciosos. Nos encontramos con él en CineFanFestival de Úbeda.

¿Cómo empezó su carrera de actor?
Siempre había querido ser actor, y en 1995 me gradué en la Escuela de Arte Dramático de Londres. Inicialmente estudiaba para hacer musicales. También estudié televisión y se va aprendiendo a medida que se va haciendo. Me gusta hacer cine y televisión. Empecé con un musical y luego hice la película El quinto elemento.

Cuando le dijeron que iba participar en las películas de Star Wars, ¿qué sintió?
Cuando recibí la llamada confirmándome que iba a ser contratado para participar como actor en las películas de Star Wars , me puse en estado de shock. Fue uno de los pocos momentos de mi vida en que no me creía lo que me estaba sucediendo.

Alan firmas Ubeda ok

¿Cree que fue fundamental su participación en la película El quinto elemento para interpretar alienígenas en el rodaje de Star Wars ?
Sí, absolutamente. Cuando salí como actor en El quinto elemento, fui recomendado a George Lucas. Nick estaba involucrado en El quinto elemento y también estuvo encargado de escoger personajes para Star Wars.

En Star Wars todos los personajes que interpreta llevan máscara. ¿Qué complejidad añade a la hora de interpretar?
Todo depende del maquillaje, que es diferente en cada personaje. Cuando lleva animatronics , la máscara es muy pesada; menos mal que en los tiempos de espera, que suelen ser largos, te la puedes quitar. En cambio, en personajes como el maestro jedi Plo Koon, son máscaras prostéticas que hay que llevar todo el tiempo y no te las puedes quitar, siendo muy incómodo cuando toca el rodaje con ese tipo de personajes.

¿Qué anécdotas tiene con los principales actores de Star Wars en los episodios I y II?
Me temo que la mayoría no las podría contar (es broma). Coincidía bastante en los intermedios con Ewan McGregor porque ambos éramos fumadores y hablábamos bastante; nos llevábamos muy bien.

Alan conmigo Ubeda ok

¿Cuál fue su experiencia al trabajar con el creador de la saga, George Lucas?
Al principio estaba muy asustado de trabajar con él, por ser quien era. Uno tiene que ser profesional y adaptarse a la visión de él; sabes que lo vas a hacer bien porque es un buen director, además de productor, guionista… el creador de todo. Ha sido una experiencia única, es una persona amigable, pero no se pueden tener largas conversaciones con él porque los rodajes exigen mucho y hay poco tiempo.

Cuando se termina la película, normalmente se hace un primer pase privado con todos los que han participado en ella. ¿Qué recuerda de ese momento?
Recuerdo mi entusiasmo, cuando era un niño, de decirle a mi madre que fuéramos a ver Star Wars: una nueva esperanza en el cine, y luego, verme en ella veinte años después en Star Wars: la amenaza fantasma , me produjo lo que era de esperar: estaba muy nervioso y excitado.

De todos los personajes que ha interpretado en Star Wars , ¿cuál le gusta más interpretar?
Son diferentes y me gustan todos, cada uno por sus diversas peculiaridades, sobre todo algunos por ser los malos, pero me gusta en especial Plo Koon por ser un maestro jedi .

¿Qué aconsejaría a los actores noveles?
Estar seguro de que eso realmente quieres hacerlo y tener claro que también tienes que hacer otras cosas en tu vida. No tomártelo demasiado en serio, porque muchas veces te criticarán.

Desde que empezó con su carrera de actor, ¿qué ha sido mejor, el sueño o la realidad?
Tengo un gran sueño, pero está muy bien todo lo que he hecho de momento, aunque nunca había querido ser famoso o medio famoso.

Publicado en Entrevistas

Entrevistamos a José Gracia Pont, autor de varios libros sobre La guerra de las galaxias, sobre todo desde el punto de vista español, y coleccionista de merchandising de la saga, en especial de aquellos objetos o publicaciones que el resto de las personas solemos tirar. Nació en Barcelona el 21 de junio de 1967.

¿Cómo y cuándo se inicia su afición por esta saga?
Era un niño raro con siete y ocho años. Además de leer cómics de Vértice y de Novaro y de disfrutar de Scooby Doo y de los dibujos animados de Hanna Barbera, también veía el programa de José Luis Balbín La clave , donde se proyectaban películas que no deberían ver los niños hasta cumplir los dieciocho años. Pero yo estaba mucho tiempo solo en casa, mis padres tenían varios negocios y yo me pasaba el tiempo que no iba al colegio viendo la tele. Tenía juguetes, claro, y me encantaban. Estaba enamorado de los Madelman y los Big Jim, que cuidaba con cariño, y con los Héroes Mego.
Pero no era a mí a quien le gustaban las películas de evasión. Yo lo pasaba genial con las de misterio y las comedías clásicas que emitían en La clave más que con los wésterns o las comedías tontas que rellenaban otros horarios más juveniles, aunque las de aventuras me encantaban. Era a mi madre a quien volvían loca esas pelis de ciencia ficción y efectos especiales y era ella la que me llevaba al cine a ver estrenos como King Kong , Terremoto , El coloso en llamas o Encuentros en la tercera fase . Así que un día que no recuerdo bien de noviembre de 1977, mi madre me llevó a ver La guerra de las galaxias y quedé prendado de ella como cualquier niño de la época.

entrevista a jose Gracia (a1)

¿Entonces empezó a coleccionarlo todo?
Fue mi madre la que me empezó a comprar todo lo que estaba relacionado con la película. Todos los viernes venía a buscarme al colegio donde estaba interno para pasar el fin de semana en casa, y todos los viernes me traía un cómic de Star Wars de Bruguera. Me compró el famoso calendario perpetuo de R2, que siempre creí que era un regalo de la revista Super Pop, revista que también me compraba y que traía un montón de pegatinas de Star Wars , además de la revista Lecturas, con pósteres de los personajes. Bueno lo que había en la época.

¿Conserva todos esos objetos?
No, no todo lo conservo, pero muchas de esas cosas, sí.

¿Entonces era casual al principio pero después empezó a coleccionar?
No me considero coleccionista, o al menos no tenía esa pasión por recolectar, hasta que no vi El imperio contraataca , película que ni empezaba ni terminaba y que me dejó boquiabierto. A partir de ese momento comencé a buscar todo lo que tenía relación y a guardarlo con esmero. En 1983, cuando se estrenó El retorno del jedi , yo ya era un experto coleccionista que me sabía dónde estaban todas las tiendas de coleccionismo cinematográfico de España y en qué tiendas de modelismo recibían las maquetas o las jugueterías donde, además de vender las figuras, les llegaba material importado, que no es poco para la época y para un chico de quince años.

¿Cómo vivía ese niño su afición?
Recuerdo tardes maratonianas con mis amigos de la infancia, yendo del Barrio de San Antonio hasta el de la Sagrada Familia, donde se encontraba El Espectador, una tienda que idolatrábamos, porque tenía Starlog, Fangoria, Mad Movies y todas las revistas inimaginables de ver en el mercado español, además de carteles, guías, fotocromos y algún objeto más relacionado. Allí conseguí la revista de San Sebastián y la chapa, que fue un regalo de Manel, el dueño de la tienda.

¿Cómo era esa época para usted, en su juventud, combinando su vida con su afición?
Estuve trabajando en el mundo de la publicidad desde los catorce a los veinticinco años, momento en el que decidí cambiar de oficio por mi afición y empecé a trabajar en el mundo de las tiendas de coleccionismo, cómics y merchandising . Este nuevo trabajo me llevó a conocer a aquella gente que todavía me acompaña en la vida relacionada con el mundo del fandom.

¿Entonces ya estaba totalmente metido en el mundo del coleccionismo cuando casi nadie lo hacía?
Con el tiempo, y cuando conocí a Jordi Rosell, un amigo al que le encantaban las bandas sonoras, y a Alberto Huerta y Guillem Carrillo, que fueron los que me pegaron la fiebre de las figuras de acción, fue cuando me vi metido en todo este mundo del coleccionismo, en el que no he parado hasta el día de hoy. Conocer a estas personas hizo que mi starwarsmanía no se apagara en la época de transición, cuando no había películas ni nada que comprar. Y ahora me encuentro inundado de Star Wars.

entrevista a jose Gracia (a3)

Llegó a crear una revista relacionada con La guerra de las galaxias , ¿verdad?
Entre 1991 y 1992 creé el fanzine The Force cuando todo el mundo daba por terminado el tema Star Wars . También inaguré una tienda dedicada al coleccionismo de Star Wars llamada Yoda&Companyia junto al que fue director del fanzine competidor, editado también por Camaleón Ediciones, Dark Side . Después el The Force siguió sobreviviendo convertido en «prozine» (fanzine impreso con estética de revista) hasta 1998-99.

También llegó a ser presidente del club de fans español, ¿cierto?
Sí. Coincidiendo con el estreno del Episodio I se consiguieron para España los derechos del club y la revista oficial y pasé a ser codirector y colaborador de Star Wars Magazine y presidente del Star Wars The Official Spanish Fan Club hasta 2001.

En cuanto a su faceta de escritor, cuéntenos algo de su obra.
He escrito artículos para revistas especializadas como Todo Pantallas , Slumberland , Lider , Dolmen y para los cómics manga de Star Wars.

entrevista a jose Gracia (a4)
También escribí los textos para la colección de cromos Spanish Cards , Cificom 1-4 y Star Wars Figure Archives , el libro Herederos de La guerra de las galaxias (una visión del fandom muy personal), Star Wars Scrapbook (un libro de recortes y mucha información sobre las películas), el Catálogo de Espocómic 2015 (un libro que se regaló en el Expocómic de Madrid en 2015 con ilustraciones de diversos dibujantes con temática de Star Wars ), la novedad de estas navidades La guerra de las galaxias made in Spain (una visión del coleccionismo español desde 1977 hasta 1986) y actualmente trabajo en muchos otros proyectos. Siempre estoy activo y trabajando.

¿Y el futuro?
Más y más proyectos. En diciembre de 2016 me trasladé al pueblo de Llíria, cerca de Valencia (donde he vivido estos últimos años) y mi nueva casa podrá albergar por fin todo lo que queda de mi colección para poderla disfrutar para siempre. Espero seguir creando junto a mis colaboradores de The Force Group muchos libros o proyectos para divulgar todo lo que me apasionó desde pequeño y compartirlo con cualquiera que quiera escucharme.

Más información y contacto con José Gracia en:
https://www.facebook.com/theforcegroup1990/
http://www.lacasadekenobi.com/es/

Publicado en Entrevistas
Página 1 de 2