Jueves, 01 Junio 2017 00:00

Decan@s

Siempre se sitúa en el mismo lugar, permanece callado y sin participar. Es delgado, de ojos claros, que suele mantener cerrados, quizás aislándose de la realidad que lo rodea. Pero hoy, cuando le comentan que debió de ser un hombre muy atractivo y le preguntan por su novia, su cara cambia… Abre los ojos y comienza a relatar la historia con su novia alemana cuando era inmigrante.

Esta vivencia nos la cuenta una voluntaria del programa Decan@s, que el grupo de voluntariado GEA Córdoba lleva a cabo en una residencia de ancianos de la ciudad. Comenzaron en octubre del año pasado con la intención de devolverl a quienes han estado décadas al frente o al servicio y hoy pintan canas un poco de ilusión (de ahí el nombre de Decan@s ).

No es fácil. Aunque hay quienes se muestran colaboradores e incluso proponen juegos, en general lleva su tiempo animarles a que participen, hacerles romper con la inercia y así disfrutar del baile, del bingo, las canciones o cualquier otra actividad lúdica.

Puede que el hecho de que muchos se sientan abandonados a su suerte, olvidados por todos, no les permita disfrutar de ese soplo de aire fresco que traen los voluntarios en sus visitas. En otras culturas, de esas que consideramos menos civilizadas, a los ancianos aún se les guarda un profundo respeto por su labor a lo largo de los años y por ser los guardianes de la sabiduría, del conocimiento adquirido con sus experiencias. Nosotros parece que lo hemos olvidado.

Decan@s

Bueno, no todos. Hay quienes, como estos voluntarios, han creado proyectos para contribuir a que nuestros ancianos puedan compartir vivencias, participar de actividades distintas a las cotidianas a la vez que sentir que se les escucha, se les valora o simplemente que se quiere pasar tiempo con ellos.

Al menos durante unas horas, gracias a los integrantes de GEA Córdoba, un pequeño grupo de mayores podrá despertar de su sopor, escapar de su realidad, abrir los ojos y contar aquello que una vez les llenó de ilusión.

www.geaesp.org
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Gente que hace el bien

Todo empezó como un proyecto a nivel local, concretamente en Cádiz, con un nombre que seguro que nos hace esbozar una sonrisa: Chapuzas Sin Fronteras». Porque aunque el término chapuzas pueda tener ciertas connotaciones de falta de profesionalidad o calidad en el lenguaje cotidiano, nada más lejos de la realidad de los voluntarios que lo llevan a cabo.

 

El Grupo de Voluntariado GEA lo puso en marcha por primera vez en esa ciudad en colaboración con otra asociación gaditana. La idea era ayudar a aquellas personas de la tercera edad que no tuvieran recursos y necesitaran realizar pequeños arreglos en sus domicilios (de ahí lo de «chapuzas»). A través de Asuntos Sociales, que les derivaban los ancianos necesitados, estos voluntarios de las más diversas profesiones y edades, acudían a realizar los arreglos pertinentes. Pero no solo se trata de reparar, pintar o cambiar una bañera por una ducha; también es acompañar a quienes pasan muchas horas en soledad junto a un televisor o la radio, y escucharles, prestar atención a sus cuitas, achaques y anécdotas, que más de una vez nos sorprenden. 

 

GQHEB   Chapuzas (2)

 

GQHEB   Chapuzas (3)

 

De aquel proyecto local se ha llegado a una participación a nivel nacional e incluso internacional, en momentos de necesidad.

Cuando en 2011 la Tierra tembló en Lorca, un grupo de voluntarios de GEA de varias ciudades españolas realizó esas mismas labores en los domicilios de ancianos afectados por el fuerte terremoto. 

En los dos últimos años, en un asilo de Salé (Marruecos), también se están realizando trabajos relacionados con este proyecto, gracias a la colaboración con una ONG marroquí.

Málaga y Alicante, entre otras ciudades, también desarrollan «Chapuzas Sin Fronteras», llevando compañía, solidaridad y buen hacer a quienes lo necesitan. Un ejemplo más de cómo un pequeño proyecto local, si es bueno, puede traspasar fronteras.

 

GQHEB   Chapuzas (5)

Publicado en Gente que hace el bien