Enero 2015

La experiencia de vivir la II Pretemporada filosófico-deportiva.

Escrito por  Ana Gálvez
La experiencia de vivir la II Pretemporada filosófico-deportiva.

Es difícil resumir en este breve artículo las experiencias vividas con todos los atletas y voluntarios que nos dimos cita en este evento, que no solo fue deportivo, sino que su hilo conductor estuvo marcado por la filosofía. Creo que no hay nada mejor para acabar las vacaciones de verano que prepararnos para encarar la vuelta al trabajo viviendo el espíritu olímpico. Se comienza septiembre con unas ganas y fuerzas renovadas, nuestras caras en la foto lo dicen todo.

Pudimos disfrutar de clases teóricas para fortalecer la mente, los principios básicos para que el deporte genere salud, nutrición, rehabilitación en el suelo pélvico, que la impartió Mª Ángeles, importancia de la concentración y visualización que dio José Luis.

Y clases prácticas como la que nos dio Javier sobre la técnica de la carrera, o Ana con la gimnasia abdominal hipopresiva, y Cristina con los estiramientos finales tras el entrenamiento.

Con Regina pudimos comprobar que, estando en nuestro centro, podemos hacer cualquier ejercicio de Pilates en el balón. Además, José Manuel nos dio una clase que nos llegó al alma sobre el espíritu olímpico, y Tomeu nos enseñó algunas formaciones esenciales para jugar al voley.

También hemos aprendido con Arturo la técnica para lanzar la jabalina, y Paco Iglesias, el responsable nacional de la Escuela del Deporte nos enseñó distintas posiciones de TRX: trabajo de bíceps y abdominales en suspensión, la de Supermán…

Además aprendimos un deporte de equipo en donde nadie destaca, sino que todos son importantes, y pudimos vivir la idea del equipo gracias a la práctica del voleibol. Al final, el último día, hicimos una competición que quedó muy igualada.

No puedo ni debo olvidarme de nuestro querido equipo de apoyo, porque todo lo que hemos podido hacer en esta II Pretemporada filosófico-deportiva no habría sido posible sin ellos, que nos han cocinado dando lo mejor. Han renovado nuestras fuerzas y les agradecemos su entusiasmo, que nos ha llenado no solo el estómago, sino también el corazón.

Termino agradeciendo a todos los atletas, monitores y, sobre todo, a Paco Iglesias, organizador de esta magnífica II Pretemporada filosófico-deportiva, por dar lo mejor de vosotros mismos y hacer de esta semana una experiencia que se ha quedado marcada en nuestros corazones.

¡¡Más rápidos, más altos, más fuertes!!

¡¡Estamos UNIDOS!!

Inicia sesión para enviar comentarios