Mayo 2016

Tú mismo - Warcry

Escrito por  Carlos Muñoz y Renata Reiter
Tú mismo - Warcry

Un vocal y un baterista, de pronto, sin grupo, así, sin más… expulsados por sus colegas.

¿Qué hacer? Desde luego que la música no puede parar, y el rock, si tiene algo que decir, si tiene filosofía, entonces sí que es imparable… ¡ingobernable a veces!

Y los asturianos de Warcry tienen algo que decir. Destacaron desde el principio por la contundencia del sonido, sus guitarras veloces y por el contenido de sus letras, inspiradas en mitos, leyendas y la misma historia de la humanidad.

Surgen del rechazo, una noche oscura. Pero dicen en Tú mismo, tema de su segundo álbum de estudio, El sello de los tiempos: «Nada hay bajo el sol que no tenga solución. Nunca una noche venció a un amanecer».

Es cierto, lo confirma la mitología universal: todo héroe, toda obra auténtica es precedida por un paseo por los infiernos, simbólicamente representando estos momentos difíciles, de viaje hacia lo interno y recóndito de uno mismo, que luego fertilizan una renovación, un renacimiento, un nuevo amanecer.

Tú mismo tiene más perlas filosóficas. Traduce algo atemporal y eterno en el ser humano: la lucha interior. De carácter personal, o no… ya que no hay quien no se identifique. Pero sí que es el camino que se hace a solas, lo constatan:

«Me hice amigo de la soledad;

quién iba a imaginar

todo lo que me enseñó».

Después de los infiernos, con el orgullo herido, en esta soledad, en este recogimiento, en este estado de introspección se encuentra una luz, sin que el mismo caminante lo hubiera podido sospechar…

Parecen inspirarse en el mismo Bagavad Gita, traducido como El canto del Maestro. El libro más espiritual de toda la India habla de la lucha de cada uno por ser uno mismo, por seguir su dharma, su sentido de la vida. Tras pasar por su infierno, el heróe Arjuna escucha el canto del Maestro: su misma voz interior. La voz de su conciencia que le ilumina y le invita a cambiar, a seguir, a luchar, a ser lo que es.

«Nunca dudes en cambiar de dirección

si el camino se acabó.

A cada sueño, cada idea, cada amor,

entrégate con pasión.

Lleva siempre la verdad en tu interior

y tu propia religión».

Y es este el propósito de la verdadera filosofía: que cada uno sea lo mejor de sí mismo, que viva el presente con entrega, que tenga su criterio interior, sepa pensar y sepa ser él mismo y encontrarse con lo espiritual.

Ahora, lector, tú decides, tú mismo…

Warcry, Tú mismo: https://www.youtube.com/watch?v=5j7BfCZHn1U

Deja un comentario