Febrero 2008

AL GORE, EL NOBEL DEL MEDIO AMBIENTE

Escrito por 
AL GORE, EL NOBEL DEL MEDIO AMBIENTE

"Encaramos una verdadera emergencia planetaria. La crisis del clima no es un asunto político, es un reto moral y espiritual para toda la humanidad". Al Gore.

El rey Carlos Gustavo de Suecia entregó, como cada año, el 10 de diciembre en Estocolmo, aniversario de la muerte de su fundador, Alfred Nobel, los premios Nobel 2007. Los premiados recibirán una medalla de oro, un diploma y un cheque de 10 millones de coronas suecas (1,08 millones de euros). 

El Nobel de la Paz en esta edición ha sido compartido entre el ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore y el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas. El objetivo del IPCC es evaluar el riesgo del cambio climático originado por las actividades humanas, y sus informes se basan en publicaciones de revistas técnicas y científicas contrastadas. Estos informes han llegado a ser obras de consulta usadas por científicos, políticos, estudiantes y organizaciones de todo tipo. Todos los científicos y expertos que producen y revisan los trabajos del IPCC lo hacen sobre la base de la voluntariedad.

El ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore (1993-2001), ha sido galardonado por ser “probablemente el individuo que más ha hecho para crear una mayor comprensión mundial de las medidas que es necesario adoptar para revertir el calentamiento en el planeta”, según declaró el Comité Noruego del Instituto Nobel. Gore declaró que donaría su parte del premio a la Alianza para la Protección del Clima, organización bipartidista estadounidense sin fines de lucro, de la que él es el presidente de la junta directiva, que se ocupa de “crear conciencia sobre la emisión de gases de efecto invernadero”. Al Gore es, además, el autor del documental “Una verdad incómoda”, que explica el problema del calentamiento global, con el que ganó el Óscar al mejor trabajo en su género. La elección de Gore como ganador de este galardón ha reavivado en Estados Unidos las peticiones de los partidarios del político demócrata para que reconsidere su precandidatura.
algore2.jpg

Si algo es cierto es que la labor de Gore defendiendo lo que él llama “nuestro único hogar”, la Tierra, ha sido meticuloso. Ha visitado muchos países en los que ha pronunciado conferencias (o tal vez “meeting” electoralistas), reclutando lo que algunos han llamado “el ejército de Gore”, con la intención de que el pueblo se conciencie del calentamiento global que estamos sufriendo y provocando día a día. Eso es precisamente lo que se ve en el documental “Una verdad incómoda”, las consecuencias de una actividad industrial y una actividad humana que está desencadenando desastres que a la larga podrían destruir el equilibrio natural de nuestro planeta. Pero lo que más llama la atención es que Gore hace hincapié en el hecho que para cambiar ésto no sólo hace falta un cambio de costumbres o de hábitos, sino que lo más importante para poner freno a este deterioro es hacer un cambio de mentalidad, un cambio profundo en nuestra manera de pensar y, por tanto, de actuar. La humanidad ha de desarrollar una nueva manera de ver y vivir la vida, una conciencia de planeta como hogar. “La crisis del clima no es un asunto político, es un reto moral y espiritual para toda la humanidad”, y este reto es el que nos lanza Gore, tal vez a su manera de político, pero igualmente efectivo. Su trabajo ha llegado a muchas personas y ha puesto en alerta a otras tantas instituciones, no solo a nivel práctico sino a nivel moral.

Los premios Nobel se entregan anualmente desde el año 1901, cuando el industrial sueco Alfred Nobel (Estocolmo, 1833 - San Remo, Italia, 1896), legó su fortuna a la Fundación Nobel, creada en 1900, con el encargo de otorgar una serie de premios anuales a las personas que más hubieran hecho en beneficio de la Humanidad en los terrenos de la Física, la Química, la Medicina, la Literatura y la Paz.

De esta manera, el “sueño” de Nobel de premiar a aquellos que ayudan a la humanidad, nacido según algunos biógrafos de su arrepentimiento por haberse enriquecido con el negocio de la guerra, se cumple año tras año.

Elena Sabidó Hidalgo

http://www.greenpeace.org/
http://www.wikipedia.org/
http://www.nobel.org/
http://www.biografiasyvidas.com/

Inicia sesión para enviar comentarios