Diciembre 2013

UNA LUCERNA

Escrito por  Teresa Cubas LARA
UNA LUCERNA

Deja siempre en tu ventana
una lucerna encendida,
que se vea desde lejos
y manifieste la Vida.

Que tu casa les acoge,
que tu corazón abriga.
Que, sentados a tu mesa,
declinarán su fatiga.

La lucerna que te digo
ha de ser simple y sencilla.
No hacen falta lampadarios
de apariencia siempre esquiva.

Lo que importa es tu silencio
para curar las heridas.
Y saber que hay en tu alma
una mano ¡siempre amiga!

Más en esta categoría: « UNA JOVEN GAVIOTA SEMENTERA »

Deja un comentario

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar