Junio 2013

La luz del día

Escrito por  Teresa Cubas LARA
La luz del día

¿Te asomaste alguna vez
a lo profundo del cielo,
cuando aún no ha amanecido?

Hay un halo de misterio:
en parte, complicidad
con el día por nacer,
y en parte serenidad
por cuanto se alcanza a ver
más allá del horizonte.

A menudo es un lucero
lo que impacta a nuestros ojos
con tremenda intensidad,
y lo mejor es callar
en momentos semejantes.

Serenando tu conciencia,
nada pienses, nada temas;
solo déjate llevar
en plenitud y armonía:
y verás la Luz del día,
aun antes de comenzar…

Más en esta categoría: « Rizos La Virtud »

Deja un comentario

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar