Xavier Caparrós comparte conocimientos y emociones a través de libros, cursos, talleres, vídeos y conferencias. Escritor, divulgador, conferenciante, terapeuta grupal e individual, formador y asesor educativo, colabora con proyectos voluntarios de cooperación local e internacional y ha visitado más de setenta países.

Coautor del libro El paradigma del corazón (Obelisco, 2015), autor del libro L’art d’educar amb amor (Pagès editors, 2016) y El arte de educar con amor (Editorial Milenio, 2017), Xavier Caparrós colabora habitualmente con medios de comunicación de todos los formatos. Es formador en centros educativos, AMPAS y AFAS, Ayuntamientos, asociaciones y organizaciones diversas, ofreciendo pautas, orientación y propuestas concretas para que los niños, adolescentes, docentes y los padres disfruten de una vida plena.

¿Qué le lleva a escribir un libro basado en el altruismo?

Desde muy joven tuve la suerte de conectar con el lado altruista que todos tenemos y me propuse estar bien conmigo mismo para poder acompañar a otras personas. Desde hace muchos años mi porqué es construir un mundo más humano, más amoroso y más solidario. Y como hay mucho que hacer, mi propósito es inspirar al mayor número de personas posible en ese camino maravilloso que nos beneficia a todos. Afortunadamente, todo lo que hago a nivel personal y profesional, incluido este libro, va en ese mismo sentido.

¿Encontrar un sentido es bueno para uno mismo?

Para mí, sí. Es fantástico tener motivaciones para levantarse cada mañana, tener alicientes y nuevos retos cada día. Y la solidaridad tiene la ventaja de que nos conmueve, nos humaniza y es compatible con cualquier estilo de vida. Además, la necesidad de un propósito profundo es tan antigua como la humanidad: todas las generaciones, una vez satisfechas las necesidades básicas, nos hemos preguntado «qué hacemos aquí», «para qué hemos venido» y «qué podemos hacer por el mundo». Y esas son las propuestas que transmito a los lectores: «¿cómo y dónde puedo ser más útil?»; «¿qué puedo hacer yo para dejar un mundo mejor, un mundo más divertido, un mundo más humano?».

La capacidad de amar de la que habla en el libro, ¿es algo intrínseco en el ser humano?

Estoy convencido de que es así. En muchas conversaciones con personas de todo el mundo, he visto y se me han transmitido las ganas de hacer algo por los demás. En las charlas que realizo en escuelas, institutos y universidades, veo cómo a los niños y a los jóvenes se les ilumina la cara cuando hablamos de solidaridad, de colaboración, de construir juntos una vida con sentido… Si nos dedicamos a amarnos, los seres humanos somos increíbles.

XAVIER CAPARRÓS, portada libro

¿Cuál es el aprendizaje que saca después de haber viajado por más de setenta países?

Que somos unos auténticos privilegiados, pero que no vivimos como tales. Creo que dedicamos demasiado tiempo a cosas que no son importantes y dejamos de lado las que realmente lo son. Estamos como anestesiados, autoengañados, como dormidos, absorbidos por la patología de la normalidad donde lo habitual es ser infeliz y preocuparse exclusivamente por uno mismo. Nos pasamos mucho tiempo quejándonos y mirándonos el ombligo y, para acabar de rizar el rizo, hemos convertido el dinero en la primera prioridad, cuando todos sabemos que no podemos estar satisfechos únicamente desde lo material.

Habla de que todos podemos ser ángeles terrenales. ¿Qué es un ángel terrenal?

Todos los somos en potencia. Un ángel terrenal es simplemente alguien que aparece en el momento propicio para traer una respuesta adecuada o sostener a alguien de una manera concreta y determinada. Alguien que aparece, que se relaciona en presente, que escucha con atención, que te acompaña en una época de penumbra, que te respalda, que te llena de confianza, que te hace ver y sacar lo mejor de ti mismo y que te reconecta con la vida. En definitiva, alguien que favorece la dignidad individual y colectiva. Y ese es el objetivo del libro: que muchas personas decidan sumarsea ser un ángel terrenal. Porque si conseguimos, entre todos, que entre el cinco y el diez por ciento de las personas decidan serlo, en pocos días cambiamos el mundo radicalmente a mejor.

XAVIER CAPARRÓS, foto 2

Y el libro ofrece propuestas concretas para conseguirlo. ¿Es así?

Por supuesto. Porque el título de ángel no te lo otorgas tú mismo y son los demás quienes te lo conceden. Necesitamos un proceso y un aprendizaje para entender que el protagonista no somos nosotros, sino la persona que acompañamos (sea un familiar, un amigo o alguien que no conocemos). Se necesita un proceso personal para integrar que todas las vidas tienen el mismo valor y que no importa quién da, quién recibe y qué se da. Y que podemos influir con determinación en el mundo que nos rodea, ser partícipes de un cambio significativo y consolidar una vida digna de ser vivida, sabiendo que la mejor manera de ser altruista es no necesitarlo y que el amor sin condiciones es el final de un camino.

 

Publicado en Entrevistas
Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar