Enero 2021

Actitudes animales sorprendentemente humanas

Escrito por  Elena Sabidó
animales humanos animales humanos

El reino animal es cada vez más conocido por el hombre. Se han estudiado biológicamente sus comportamientos, sus costumbres alimentarias y reproductivas, las sociedades que conforman… Pero la convivencia entre animales no racionales (animales no humanos) y racionales (humanos) ha dado pie a que el estudio y la observación nos demuestre que hay comportamientos o actitudes a menudo increíbles o fuera de su supuesta normalidad.

Ya Aristóteles analizó las características vitales de los animales ( On the soul y Parvia Naturalia). Y Descartes también analizó la supuesta incapacidad de sensibilidad animal, según se creía en esa época (Méditations sur la philosophie premièr). Históricamente han sido muchos los filósofos y científicos que han tratado de descifrar los secretos del comportamiento de los animales, de su capacidad de sufrimiento y raciocinio, e incluso en la actualidad se está consiguiendo que en algunos países se empiecen a considerar con entidad jurídica, como «personas no humanas», brindándoles un estatus de protección en las sociedades mayoritariamente humanas (con entidad jurídica y derechos como seres con emociones). La orangutana Sandra (de origen alemán, que creció en Argentina y finalmente se mudó a Florida, EE. UU. para vivir su libertad en un santuario) es el primer animal reconocido como «persona no humana» (en octubre de 2019) y ya hay varios países en los que se les está dando este estatus a los animales, principalmente primates y delfines (India, EE. UU., España, Argentina, Nueva Zelanda…).

En la naturaleza cada especie tiene su lugar, cada especie tiene sus costumbres y formas de actuar. En el ciclo natural existen herbívoros, carnívoros, omnívoros… Hay ciclos y armonía natural. La coherencia en la naturaleza hace que el equilibrio sea perfecto si no se interviene. El reino vegetal es (o debería) tremendamente grande para alimentar a los herbívoros. Del mismo modo hay (o debería haber) una gran cantidad de herbívoros para que alimenten a los carnívoros, que, a su vez, están en la cima de la pirámide alimentaria. Y luego está el hombre… El ser humano, omnívoro según la ciencia, pero sin duda somos el elemento discordante en la perfecta armonía natural.

A pesar de la situación actual del mundo animal, hay en su seno hechos y situaciones que nos han sorprendido, conmovido y realmente desconcertado. Tenemos claro el comportamiento de muchas especies, de las manadas o los grupos, científicamente. Hay estudios profundos de estos temas. Pero de repente nos vamos dando cuenta de que en el reino animal encontramos auténticos ejemplos, auténticas excepciones a lo que nos dicen los libros de ciencia, ejemplos vitales de convivencia que deberíamos observar e incluso imitar más.

Hay especies animales que, más allá de sus ciclos vitales individuales, se organizan de tal forma que, en realidad, el grupo actúa al unísono. Son grupos que se mueven con una sola mente, una sola intención y sabiendo cada uno su cometido. Un claro ejemplo de esto son las colmenas de abejas, en las que cada individuo tiene su lugar, su trabajo y su función única e insustituible. Es un baile, una danza de organización de todas las labores y donde todos ven sus necesidades cubiertas, del mismo modo que tienen claro su deber en la colmena.

Otros animales basan su existencia grupal en la cooperación constante, usan sus capacidades para que el grupo sea más fuerte y sobreviva ante posibles dificultades o ataques, como las hormigas, que, ante el inminente invierno, trabajan en equipo incansablemente para recoger el máximo de alimentos en provecho del grupo.

También encontramos ejemplos de animales que de repente desarrollan capacidades humanas y sorprenden porque lo usan para literalmente amar.

img2.rtve.es

Uno de los casos más curiosos y entrañables es el de Coco, la gorila a la que se le enseñó a comunicarse con un lenguaje de signos coherente. Ella pedía a sus cuidadores una mascota constantemente y se le dio a escoger entre varias especies. Coco inmediatamente escogió un gato. Los cuidadores, que temían que la gran gorila dañase al pequeño felino, le llevaron un muñeco, pero Coco lo rechazó. Finalmente, le llevaron un gato que estuvo varios años con la gorila, hasta que escapó y sufrió un atropello, lo que causó mucho dolor a la gorila. Y esta misma gorila, a la que el actor Robin Williams había visitado y al que ella consideraba amigo, mostró pena y lágrimas al enterarse de la muerte del actor.

Otro caso de comportamiento sorprendente es cuando una hembra adopta a algún cachorro de otra especie. Se han dado casos tan curiosos como que una gallina adopte a un perro, una paloma a un chihuahua, un tigre a unos lechones, una gata a una ardilla y otra a un conejo... Sorprende sobre todo en los casos en los que la hembra adoptante es depredadora natural de la especie del cachorro adoptado. Se dio el caso de una hembra de tigre en un zoo de California, que dio a luz a sus cachorros, pero debido a complicaciones fallecieron. En cuanto la tigresa se recuperó, le pusieron unos pequeños cerditos, con unos fajines con «piel de tigre», y la hembra se limitó a cuidar a los cachorros. Fue su madre desde ese momento.

Una vez más la madre naturaleza nos quiere sorprender o enseñar que en la vida, fuera de nuestros bosques de ladrillo, no es todo matemático. Que los animales tienen en su ADN más compasión de la que creemos. Y tal vez que la compasión no es una virtud humana como tal, sino un rasgo dentro del mundo animal que nosotros estamos perdiendo, en vez de ser solo un rasgo humano que a veces identificamos en los animales.

Hay una historia sobre un perro, Hachiko (Odate, 10 de noviembre de 1923-Shibuya, 8 de marzo de 1935), un akita japonés que esperaba a su amo (el profesor Hidesaburō Ueno) siempre en la estación de Shibuya. Pero tras la repentina muerte del profesor, el akita se dedicó a esperarle durante años en la estación donde siempre le encontraba al volver este de su trabajo. Hachiko falleció en la estación, esperando… Los habitantes de Shibuya construyeron en su honor y por su fidelidad, una escultura de bronce del perro en la misma estación. Pero lo curioso es que este mismo patrón se ha dado a lo largo de la historia en varios lugares del mundo y con distintos perros que han esperado a sus amos años y años. Una muestra de lealtad increíble por alguien que no es ni de su misma especie.

gKFSUINPR1sXiZHM

Y ya para rizar el rizo hay comportamientos animales que realmente no tienen explicación aparente pero que son impresionantes: animales que rescatan a amos en situaciones de peligro (hay infinidad de vídeos por Internet), animales que salvan a otros animales de una muerte segura, como los hipopótamos, que salvan en muchas ocasiones a herbívoros del ataque de los cocodrilos, o primates y osos que han salvado a pequeños pájaros o roedores de morir ahogados en ríos o lagos. Y entre los salvamentos más espectaculares hay depredadores que, en vez de cazar a pequeños herbívoros o incluso crías, de repente les han protegido e incluso cuidado por largas temporadas.

Tal vez dentro de estos ejemplos de seres aparentemente no racionales, los más desconcertantes y emotivos son los que se dan cuando algunos de estos animales se despiden de sus humanos, llegando a llorar lágrimas que no son ficciones ni efectos ópticos. Muchos pacientes de enfermedades terminales han pedido poder despedirse de sus mascotas y, en la gran mayoría de casos, estos animales han parecido sentir que se acercaba el final, acurrucándose en el regazo de sus dueños, o dándoles caricias y lametones. Y en cuanto los dueños han fallecido, hay testimonios gráficos de perros con ataques de llanto, subidos al ataúd, caballos con su cabeza sobre el féretro, gatos que visitan la tumba de su humano durante años…

Respecto a la muerte de un congénere, hay escenas realmente «humanas» en la muerte de un miembro de la manada, sea la especie que sea. Hace poco saltó la noticia de una ballena hembra que arrastraba el cuerpo sin vida de su cría, acompañada por otras hembras como si de una procesión se tratase. Y los sonidos de la ballena, de tristeza y pérdida son desgarradores. Entre los elefantes, también hay una forma muy emotiva de despedir a los suyos al fallecer. Sonidos lastimeros, caricias con las trompas, incluso días sin alejarse del cuerpo solo para estar junto al fallecido. O entre varias especies de primates, al igual que los elefantes, se quedan al lado del cuerpo, le llegan a golpear comprobando que realmente está muerto, pero entre gemidos y gruñidos de dolor. Otros se quedan al lado acariciando el cuerpo sin vida, tocándole el pecho o la cara. Realmente es desgarrador ver su sentir ante la pérdida.

Es evidente que los biólogos estudian la vida y costumbres de las diferentes especies animales, igual que los veterinarios conocen perfectamente la fisiología y anatomía de los mismos. Pero, más allá de estos datos, hay un «algo más», algo «especial», un extra en las relaciones con ellos y entre ellos.

No son racionales en teoría, no son sintientes como los humanos, pero de sus comportamientos se puede extraer mucho. Y no significa que no existan comportamientos que son lo contrario a lo que he definido, gestos agresivos o, a nuestros ojos, crueles. Pero la inmensa mayoría de veces lo que identificamos como injusto es el ciclo de la vida natural, el equilibrio entre especies. Pero volviendo a ese «algo más» que vemos, da para preguntarse si no estamos siendo nosotros los que perdemos esa parte animal que admiramos en ellos e identificamos como comportamientos humanos, si no va a resultar que ellos tienen la capacidad de racionalizar más despierta de lo que pensamos… quién sabe. Pero es evidente que, como se dice siempre, tenemos mucho que aprender de ellos. Con pelo, plumas, escamas, caparazones… son seres maravillosos a todos los niveles.

Una lección más de la naturaleza a la que debemos escuchar más.

 

Coco llora la muerte de Robin Williams https://www.youtube.com/watch?v=gnMcCSXydnc&t=61s

Animales salvan a otros de distinta especie https://www.youtube.com/watch?v=Ika_Y30yZLM

Adopciones entre especies https://www.youtube.com/watch?v=4HOR_V-xKHI

Amistades entre distintas especies https://www.youtube.com/watch?v=AOnPSzyyHvc

Más adopciones entre especies https://www.youtube.com/watch?v=8z_MUm1EpoE

Rituales de luto de varias especies https://www.youtube.com/watch?v=gRfxIDeGGyI

Animales salvando la vida de humanos https://www.youtube.com/watch?v=iQ9xWaST9zs

Animales despidiéndose de sus humanos https://www.youtube.com/watch?v=_5-LfJFetH4

Lealtad canina https://www.youtube.com/watch?v=rZSz8_74OkM

Compartir

Deja un comentario

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.